Sueños Y Sincronicidades

Si estás leyendo esto es porque tienes interés en el mundo onírico y sus mensajes. Puede ser que tengas sueños que consideras muy extraños, sin sentido pero que igualmente te dan curiosidad. Tal vez tuviste un sueño que te impactó y simplemente no puedes conformarte con la idea de \”tan sólo fue un sueño.\” O perteneces al grupo de personas que ha tenido sueños premonitorios y como yo al principio, tienes miedo de ellos, o, como yo ahora, te has vuelto un estudioso y entusiasta de tus sueños o quisieras serlo. Y estás en el lugar correcto.

Sincronicidad (sin-, del griego συν-, unión, y χρόνοςtiempo) es el término elegido por Carl Gustav Jung para aludir a «la simultaneidad de dos sucesos vinculados por el sentido pero de manera acausal». «Así pues, emplearé el concepto general de sincronicidad en el sentido especial de una coincidencia temporal de dos o más sucesos relacionados entre sí de una manera no causal, cuyo contenido significativo sea igual o similar».

Un ejemplo de sincronicidad es estar leyendo en tu computadora \”El Ermitaño  mientras oyes esa misma palabra proveniente de un programa de televisión que tu mamá está viendo en la sala. Dos eventos que ocurren de manera simultánea que no están vinculados más que por el sentido simbólico que le da el testigo. 


¿Y cómo se relaciona esto con los sueños?

Cuando comienzas a registrar tus sueños y a relacionarte con ellos, es decir, a leerlos, tratar de comprenderlos, pintarlos, reimaginarlos, etcétera le estás dejando saber a la \”Fuente de los sueños\” (dejaré para otra ocasión las teorías sobre esta Fuente) que valoras lo que tiene que compartir contigo. Y como consecuencia te da más mensajes. Y las sincronicidades comienzan a manifestarse en el mundo físico. Primero, si soñaste con una mariposa, puede ser que al día siguiente veas una igual volar por tu ventana. Estos eventos no suceden al mismo tiempo pero sí tienen una relación simbólica y, en mi experiencia, son la antesala para tener sueños precognitivos o premonitorios. 


Si perteneces a un grupo de sueños (insertar enlace a mi post de Hacia una comunidad de soñadores) después de un tiempo de trabajar juntos notarás cómo los sueños de todos los miembros están conectados, ya sea por un elemento, temáticamente o mi forma favorita, como si cada soñador tuviera una pieza del rompecabezas que contribuir al trabajo colectivo. He sido testigo de este fenómeno varias veces y no deja de maravillarme.

\"\"
Image by Alexandra ❤️A life without animals is not worth living❤️ from Pixabay

La anécdota más reciente que puedo compartirles se dio dentro de mi grupo de estudio en el Institute For Dream Studies.  Como resultado de una de nuestras sesiones, acordamos incubar un sueño para que nos conectara con un Arquetipo que nos apoye en nuestro camino como líderes de grupos de sueños. Una de mis compañeras y yo tuvimos sueños muy similares: lavarnos las manos, tener los pies mojados. Y lo más impresionante es que, ella soñó con alguien queriendo engañarla a través de una llamada telefónica, pidiéndole dinero. Durante esa semana, yo recibí uno de esos mensajes que dicen que retiraron dinero de tu cuenta sólo con el fin de sacarte los datos y en verdad estafarte. La sincronicidad no sólo se dio en el mundo onírico, también se conectó con el mundo físico. 

El poder de tus sueños y de pertenecer a grupo de soñadores te ofrece guía y acompañamiento durante las transiciones de la vida y además te conecta con Dios, el Universo, o como a mí me gusta llamarle, la fuente de Amor Incondicional.


¿Te gustaría formar parte de un grupo de sueños? Mándame un mensaje para agregarte a la lista de espera y seas de los primeros en enterarte de todos los detalles. 

Dulces sueños y Feliz despertar.