Sueños y Deseos

Esta semana, como requisito para mi Certificación en el Institute For Dream Studies, he estado trabajando en una presentación sobre el enfoque de Freud con respecto a los sueños, este fue también el primer acercamiento oficial que tuve con el trabajo con sueños, por lo que decidí contarles al respecto.

Hace algunos años tuve un sueño que sentí muy diferente. Una mujer apareció a lado de mi cama y me dijo \”hola.\” Un par de noches volví a soñar con esa mujer, pero me tocaba la ventana de un carro dentro del que yo estaba. Lo que distinguió estos sueños de los demás, fue la presencia que sentí de la mujer. No sólo la vi, como a los personajes comunes de mis sueños, estuve con ella.

En esos días, estaba leyendo el libro \”La cábala y el Poder de Soñar\” en el que se invita al lector a buscar un terapeuta de sueños para seguir explorando las aventuras oníricas. Esa invitación me iluminó, yo no sabía que algo así existía. Afortunadamente, Google ya existía y así encontré a María José Arango en la Ciudad de México. En esa época, ella era la única que ofrecía terapia guiada por los sueños, cuando entré a su sitio, me sorprendió al ver su foto, que era la mujer con la que soñé anteriormente. Por supuesto la contacté y agendé una cita con ella.

Una vez en su consultorio, me preguntó por qué estaba ahí. Le conté sobre mis sueños y se quedó sorprendida, especialmente con la entonación del \”hola\” que era muy particular y ella me dijo que, ya que proviene de Colombia, así pronunciaba esa palabra. Yo también me sorprendí. Trabajé con ella un año y el método que empleaba estaba basado en el trabajo de Freud según el cuál los sueños están tratando de realizar deseos conscientes o inconscientes del soñador.

Un deseo consciente es por ejemplo, en estos tiempos de pandemia, querer viajar. Entonces puedes soñar con realizarlo y con ello, lograr tu deseo.

Un deseo inconsciente surge de los impulsos que reprimimos y vamos almacenando, como ganarle a tu hermano en algo que él siempre ganaba cuando eran niños.

En la mayoría de los sueños, no es posible discernir del contenido inicial de sueño cuál es el deseo que se está tratando de cumplir por lo que es necesario realizar una \”asociación libre\” que conecte los elementos del sueño con el contenido en la psique del soñador y en base a eso, se analiza el sueño, lo que representa un reto para el terapeuta quién tiene que mantenerse alerta de no proyectar sus propios deseos y permitir que sea el soñador quién llegue a sus propias conclusiones.

En mi experiencia, el cumplir un deseo inconsciente del cuál nos hacemos conscientes al escribir el sueño le da nueva información a nuestro cerebro, ya no tiene que seguir tratando de realizar ese deseo. ¿Qué nuevas oportunidades crea eso para el soñador?

¿Has tenido sueños que concedan tus deseos? ¡Cuéntame!
Dulces sueños y Feliz despertar. 
Jess Miramontes